WALL STREET NO SOPORTA EL PESO DE LA DEUDA EUROPEA

Después de las últimas noticias llegadas desde Italia, los principales índices de la bolsa de Wall Street se derrumbaban al dispararse las ventas, ya que los inversores intentan escapar de la exposición a la deuda europea, al conocerse  recientemente que Italia se encuentra al borde del rescate . Morgan Stanley ha caído un 9 %, mientras que Wells Fargo y Goldman Sachs se han dejado un 5,8 % y un 8.,2 %  respectivamente. Atendiendo a lo ocurrido la pasada semana con la quiebra de la firma de inversión MF Global y los temores e inquietudes que la crisis de la deuda europea está creando en la economía norteamericana, no es mas que el boomerang del escándalo del las “subprime”, que no se le olvide a nadie que todo comenzó allí, los grandes bancos, que manejan la política y la educación a su antojo, inyectaban importantes cantidades de dinero a las tres Agencias de Calificación Autorizadas (Otra vergüenza) , Santandar & Poors, Fitch y Moody’s, para que sus productos obtuviesen la máxima calificación crediticia posible, de hecho todas las entidades que quebraron o a las que se rescató, días antes presentaban las mejores calificaciones crediticias, de ahí que toda esta función de teatro haya quedado en entredicho.


ITALIA AL BORDE DEL RESCATE

En el día de ayer, el primer Ministro italiano Silvio Berlusconi, reconoció que dimitiría de su cargo tras la aprobación de los presupuestos para el 2012, hoy, los mercados no se han hecho esperar y han reaccionado como era previsible, concretamente la bolsa ha caído a plomo hasta un 3,7 % y la deuda se ha disparado a niveles superiores a los que tenía Grecia cuando se tomó la decisión de rescatarla, lo que también ha provocado que cayeran otras bolsas, concretamente el ibex ha bajado un 2,09 %, Wall Street ha bajado un 3,27 % en repuesta al temor de la crisis de la deuda europea.

La prima de riesgo italiana se sitúa en torno a los 500 puntos básicos, lo que deja al país al borde del rescate, que paga por un bono a 10 años hasta un 7,5 % , más aún si tenemos en cuenta que alrededor del 7 % del bono a 10 años así como la prima de riesgo en torno a 500 puntos, se empleó como límite de “no retorno” en los rescate que ya han tenido lugar, como son : Irlanda, Portugal y Grecia.

En España, la prima está por encima de los 400 puntos básicos, pagando el bono a 10 años al 5,8 % , por último comentar el “sonado varapalo” que se ha llevado el sector financiero en la bolsa española, con caídas de la mayoría de entidades desde el 0.2 % hasta el 3,8 % de Bankinter, del mismo modo, en Europa la banca ha sufrido también un duro castigo en bolsa, con caídas superiores a las de la banca española en el día de hoy.

EUROPA NO APUESTA POR SÍ MISMA

Venimos siendo testigos en los últimos tiempos de los quebraderos de cabeza que la crisis de la deuda griega le ha traído a los dirigentes de la UE, y según vamos viendo queda para rato, pero es precisamente ese hecho lo que da que pensar que Europa no apuesta ni por sí misma.

Hace bien poco, se pensó en los “Eurobonos”, como una posible solución al problema de la deuda en la UE, lo que en la práctica supondría considerar el total de la deuda de todos los países de la UE como una sola, de manera que el rating o calificación crediticia de la misma también sería único, lo que supondría que a países con una calificación baja les mejorara su calificación, como por ejemplo Irlanda, Grecia, Italia, Portugal y España, mientras que a países con una rating elevado como Francia o Alemania les supondría empeorarlo. Como es lógico, tanto Merkel como Sarkozy no han sido partidarios de esta medida, y es aquí cuando a todos nos surge la pregunta de “Europa si o Europa no”, porque en este escenario no valen las medias tintas, y ahora precisamente cuando nos estamos encontrando en dificultades serias vemos que cada uno mira por sus propios intereses y si esto ocurre es porque en su momento no se definieron bien los principios de la Unión Europea o simplemente se quedó en un montón de buenas intenciones.

Sea como sea, esperemos que de una vez por todas sean capaz de encontrar la manera de que por lo menos comencemos a ver la luz, y si encima se tratase de un plan claro y que se le pudiera explicar a todo el mundo ya sería algo idílico.