SILVIO FINITO

En estos momentos, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi está presentando su dimisión ante el presidente de la república Giorgio Napolitano, durante todo el día los alrededores del Parlamento se han visto agolpados de personas que sabían que podían ser testigos de una jornada histórica en la que el primer ministro iba a dimitir. En los alrededores se vio a ciudadanos portando pancartas a favor del presidente de la república “Gracias Giorgio” “Por Fin” “Dimisión” dirigidas a toda la clase política, como consecuencia de la situación que atraviesa el país ante la impasividad de los mismos. En Breve tenemos la oportunidad de conocer como digieren los mercados esta noticia, que supone una piedra más en el largo camino de medidas a adoptar por los países de la UE.

Ciao Silvio…


Anuncios

LOS “EUROAVALES” PODRIAN ACTIVAR DE NUEVO EL MERCADO INTERBANCARIO

Recientemente, la EBA (Autoridad Bancaria Europea), está llevando a cabo un estudio que les permita descubrir alguna fórmula que facilitara el acceso de las entidades financieras a la financiación en los mercados, de esta forma, aparece la figura de los “euroavales”, estos euroavales vendrían a ser garantías sindicadas por los distintos países de la unión, de esta forma se conseguiría mejorar el acceso a la financiación por parte de los bancos para que el crédito llegue de una vez por todas al consumidor final, que es lo que necesita la economía y de lo que no hemos sido testigos desde que se desató la crisis allá por Septiembre de 2008, (Quiebra de Lehman Brothers y crisis financiera de AIG).

Si finalmente se lleva a cabo esta medida, podremos albergar la esperanza de que realmente se están llevando a cabo actuaciones con sentido común y con el claro objetivo de salir de esta situación loa antes posible. La EBA ya hace tiempo que lanzó el mensaje de que “había que facilitar la liquidez a la banca” , justo cuando se planteó el modelo de recapitalización de la banca europea.

De alguna manera, esta fórmula sería el equivalente de los “eurobonos”, pero en lugar de ir enfocado a la deuda de los países de la UE, dirigida a la banca europea, pero como ya ocurrió con los “eurobonos”, este tipo de medidas no son del agrado de los países centrales de la UE, ya que supone una mutualización de los riesgos y garantías, pero solo a través de esta fórmula podremos empezar a salir del abismo financiero en el que nos encontramos, así que como ya comentamos en otro artículo de nuestro blog, es cuestión de que Europa demuestre si apuesta por sí misma o no.